perro de tres patas

perro de tres patas,
te acuerdas de la fuerza que tenías?

no, no señor
no he nacido con un oído musical
tengo pocos placeres tan violentos como caminar
dicen que soy una mujer violenta que sigo siendo, camino sin poder caminar
van a decir que morí por lo que fui eso será mentira:
moriré por nada

como entonces vivi de cosa alguna, caminé
para comer del mundo hay que pagar con sangre, escuché
callada estaré callada
grité sóla las cosas carecen de semejanzas,
grité desde la colonia a las madrugadas que frecuento
sin poder
que no
ser libre
es locura

a
estos miembros fantasmas que duelen cuando avanzo
a
la señal nocturna de ciudade s s a t e l i t e s s
a
el aullido atravesado por deformaciones de raza
muchas veces perdida, cansada, herida
bajo la multitud invisible
suave y azul

las ventanas,


calle
Potencia

sublime

perra

sin dueño: yo
estoy por escribir una exortación a la supervivencia en la lava, a la transmutación colectiva en bacterias anaerobias, a la amputación de los miembros y a la práctica sexual extrema, respiro a lo largo de los años imaginando la nostalgia del aire, imaginando el elogio y la crítica del placer apnéico, sintiendo en los costados el golpe de aire que me abatirá en un único asalto centenas de milenios antes de la insurgencia volcanica que en fin vencerá (cruzará) el humo la basura el ruído la gente, que destruirá inexorablemente mis escritos las ciudades que fueron y la tierra que tragó los gusanos que corroyeron la pata muerta pata tierra pata pata el que de todo es
pata que lo que fue
no es más

que vos que me calentaste candela
gran calle gran noche madre primera
que sea grande el seno de la ciudad y libre
enorme el clamor de tus hijos

a veces tengo ganas de escribir sobre cosas sobre las cuales
no tengo ninguno conocimiento
como un niño endemoniado, sin pulgares
con tres golpes certeros tres monedas
devasto la tierra en que todavia tiemblan
las tres cabezas de mi antecesor
directo en la historia de los iconos que
adornan los edificios más centrales
bajo los cuáles los índios los máximos
reyes de todos los lados sólos ahora tiemblan
bajo una mitologia canina caminan
mi lado fuerte al lado de ellos
mi lado débil a los automóviles
marchamos a los cerros de basura
y destrozamos la carne
y devoramos los huesos.

Gran calle gran noche madre primera perra
Que sea grande el seno de la ciudad la libertad
Más grande clamor de tus hijos.

Nenhum comentário: